¿Por qué debería auditarse una entidad financiera que despliegue un sistema de firma digitalizada?

En estos momentos muchas entidades financieras (y también de otro tipo) están desplegando sistemas de captura de firma manuscrita en tabletas y dispositivos móviles.

Podría suponerse que las entidades financieras, cuando despliegan un sistema de este tipo ya han considerado las opciones, y que los sistemas desplegados son perfectamente adecuados.

Sin embargo, esta suposición es incorrecta. Como auditores, nos sorpende que en algunas reuniones de preventa, y también en algunas de las reuniones iniciales de proyecto, nos da la impresión de que las versiones iniciales de los sistemas que emplean las entidades financiera se diseñan para proteger a la propia entidad y dejan más indefenso al usuario cuya firma se gestiona.

Nuestros principios “rascan” al principio en las reuniones preparatorias porque propugnamos el despliegue de sistemas que “sobreprotegen” al usuario, e insistimos en algunos principios como la “simetria probatoria” que sorprenden a nuestros interlocutores.

Según este principio el firmante cuya firma se gestiona en un sistema de firma manuscrita avanzada digitalizada debe estar en igual posición que la entidad que lo gestiona para demostrar si la firma capturada es o no la suya. Cuando se emplea el papel, nadie duda de que el usuario tiene que tener la opción de tener su copia. Sorprende que se dificulte la prueba al usuario si el medio utilizado es electrónico.

En nuestra opinión, un sistema que proteja adecuadamente al firmante, a la larga es una garantía para la propia entidad ya que nunca podrá ser acusada de “mala praxis”, y será más viable ante los órganos jurisdiccionales si finalmente es preciso recurrir a ellos por alguna de las partes.

Y esa es una de las misiones de la auditoría: dar confianza a los usuarios de la propia entidad, de que su firma se gestiona adecuadamente y se cuida de que no sean “la parte débil” en el empleo de las tecnologías.

Para ello, en EADTrust hemos creado una metodología de auditoría y todo un ecosistema de soporte a las firmas manuscritas digitalizadas avanzadas, para transmitir confianza:Sello de calidad - FMDA Firma Manuscrita Digitalizada Avanzada

  • Un certificado de cumplimiento
  • Un sello de calidad,
  • Un informe de auditoría

Y la posibilidad de contar con terceros de confianza y peritos especialistas, a disposición de cualquiera de las partes para valorar la firmas en el marco de un proceso litigioso (Cotejo de firmas, formación de cuerpo de escritura en soporte informático,…).

El sello de calidad, utilizado por las entidades auditadas, es una garantía para los usuarios.

Afortunadamente ya hay entidades financieras que están haciendo los deberes y auditando sus sistemas en el marco de la Metodología de EADTrust. Puede confiar en ellas.

This entry was posted in Auditoría, Confianza, Peritaje. Bookmark the permalink.

Comments are closed.